ALEGRIAS Y BRONCAS

PALABRAS

Quisiera que mis palabras fuesen un cincel, para esculpir tu figura en homenaje. O corcheas y acordes que te honren.
Tal vez pudieran ser oleos que te emulen; pero son palabras, la más vieja y básica manera de expresarnos.  Tengo miedo de que al decir “te quiero” suene a una remanida fórmula que no me exprese, pero es, sin duda, lo que me sucede.
Bosques de papeles escritos, huracanes de palabras dichas y nunca han tenido el significado que tienen hoy para mí.


EL TÚNEL

Abro “El Túnel” y pienso en vos.
Páginas de tragedia, que me recrimino no haber apreciado cuando lo leí.
Conductas comprensibles solo desde la pasión, crueldad y locura; sin esa perspectiva es inentendible.
La recriminación cesa, comprendo que necesitaba una vida para apreciarlo. Como dije, abro El Túnel y pienso en vos.



BRUTOS

El pájaro canta con sonido sintetizado
el león mira manso y vencido
desde la selva aparente,
el aire puro, fresco, ozonizado, tiene
fragancia a bosques europeos.
Todos disfrutamos de este remedo,
sin conocer al pájaro, al leon, la selva,
ni los bosques, pero con la gravedad
de creer que sí.

GUERRA

La primera baja, como siempre, fue la razón. Tolerancia, fe, esperanza se fueron mezclando con los otros miles de cadáveres.